Seleccionar página
Mentira Cochina por Victor Rebullida

Mentira Cochina por Victor Rebullida

Mano a mano con Joaquín Murillo he ido dando forma a la parte musical de “Mentira cochina”. Son ya muchos años de amistad y varios trabajos en común. Joaquín tiene muy claro lo que desea en cada momento y, aunque cada uno se esfuerza por sacar adelante su idea -que eso es lo que tiene juntar a dos creadores-, el entendimiento es total y absoluto siendo fácil el trabajo y no llegando nunca a correr la sangre. He vivido el proceso de creación de “Mentira cochina” desde el primer día y he visto cómo ha ido evolucionando el espectáculo con constantes vueltas de tuerca que han transformado unas piezas de Chéjov ya de por si divertidas en una desternillante obra de teatro musical. La obra se concebía como un vodevil con tono cabaretero en el que el reto era, no solo iluminar musicalmente momentos determinados de la acción mediante el piano, sino componer canciones para ser interpretadas por los actores en escena. Esto último suponía una dificultad añadida: había que escribir las letras de las mismas versificando a partir de la prosa de Chéjov. He ahí que, sin comerlo ni beberlo, este compositor se vio ejerciendo de letrista. El fruto de esta experiencia son unas letras inspiradas libremente en las escenas correspondientes. El proceso resultó divertido, pero no tanto como verlas cobrar vida en boca y gesto de los artistas. Estoy seguro de que el público se divertirá lo mismo o más con ellas. Aunque me esforcé porque la música fuese asequible técnicamente para los actores y la pianista entono el mea culpa respecto a la dificultad final, la...
Teatro del Temple lleva a los escenarios “Dakota”, una comedia de Jordi Galcerán

Teatro del Temple lleva a los escenarios “Dakota”, una comedia de Jordi Galcerán

Dakota, la primera comedia del dramaturgo Jordi Galcerán es la última producción del Teatro del Temple y se estrena en el Teatro de las Esquinas. Ambos, la obra y la compañía, cumplen 20 años y aunque esta es una mera circunstancia, el vigor que da la edad es compartido. Lo demuestran juntos en un montaje dirigido por Carlos Martín; ritmo, profundidad y carcajadas con unos actores que van a más. Dakota nos cuenta la historia de Hipólito, un personaje interpretado por Joaquín Murillo quien, tras sufrir un acontecimiento traumático, se crea un mundo paralelo. Hipólito cree que sus sueños son premonitorios e intenta validarlos en la realidad, especialmente en la relación con su mujer. Este contraste entre la tragedia y lo absurdo, junto a los hilos de realidad que ve el espectador, provocan la carcajada durante toda la función. “El autor juega con acontecimientos trágicos, la risa del público viene de cómo el personaje los digiere”, explica Carlos Martín. La comedia es uno de los ingredientes de “Dakota”, pero qué más ofrece al público? Como dice el dramaturgo Alfonso Plou, “Dakota presenta suficientes notas de sorpresa y de profundidad dramatúrgica como para que nos sea sólo una cuestión de mera risa sino que conlleva sus elementos de reflexión y profundización sobre el ser humano contemporáneo”. Desde la apropiación de un acontecimiento traumático que hace el protagonista para construir su realidad, pasando por los celos, las referencias culturales, los estereotipos…en esta obra, como sucede tanto en el teatro, reconocemos algunos de los pequeños males de nuestra sociedad. Esta es una comedia de autor. Para el director Carlos Martín, al público...