Seleccionar página

“Desde Berlín” es una obra de teatro inspirada en el disco “Berlín” de Lou Reed. Borja Sitjá quería iniciar su andadura como director artístico del Teatro Romea con un espectáculo inspirado en el universo artístico de Lou Reed y, junto a la actriz Nathalie Poza, llegó a este trabajo, “Berlín”, un disco que va narrando la historia de dos personas para quienes vivir al límite, es lo cotidiano. El dramaturgo y director Andrés Lima dio forma al texto con la colaboración de Juan Villoro, Juan Cavestany y Pau Miró y dirigió a Nathalie Poza y Pablo Derqui con un resultado sobrecogedor.

“Desde Berlín” se estrenó en el Teatro Romea de Barcelona y llegará al escenario del Teatro de las Esquinas el 28 de diciembre. La critica ha sido unánime aplaudiendo el enorme trabajo de los actores sobre el escenario y la forma en la que se ha interpretado la música de Lou Reed, la escenografía….estos son algunos de sus comentarios:

Andrés Lima ha cocinado un enorme musical de bolsillo que subtitula «Tributo a Lou Reed», pues su base es el disco «Berlín», publicado en 1973, cuando la Velvet Underground se había disuelto y el artista neoyorquino, fallecido en 2013, volaba en solitario. Con las canciones de ese elepé, Juan Villoro, Juan Cavestany y Pau Miró escribieron diversas escenas a petición de Lima, que luego este enhebró en una dramaturgia potente y desgarrada, pura poesía de amor en carne viva interpretada por dos actores en estado de gracia.

Juan Ignacio García Garzón para ABC

“Una poesía visual”, así califica la obra Andrés Lima. Sin una dramaturgia al uso. En el montaje se mezcla música grabada con música en directo. Los dos actores cantan y recitan mientras tocan el piano (Nathalie Poza ) y la guitarra (Pablo Derqui). Las proyecciones en las paredes de la habitación se van transformando a medida que discurre la historia. Un papel pintado, una ventana rota, una calle oscura en la que comprar droga o prostituirse.

Artículo de Miluca para El Asombrario

En su conjunto es una obra vital, llena de fuerza y angustia, un tributo a uno de los maestros del rock que está a medio camino entre el musical y el teatro. Esta es una retrospectiva indispensable, dirigida desde la visión particular de Lima que dejará buen sabor de boca”.

[…] Y para transmitir esta efervescencia de emociones el director se ha hecho con dos actores titánicos capaces de llegar a transmitir verdad en cada frase. Cuando sale Poza al escenario, deslumbra la sala. Es una tragedia andante, frágil y natural. Es la chica que todo trasnochador quisiera conocer en un bar de madrugada. La única luz que ilumina un tugurio de mala muerte, la última esperanza de los desamparados, la que acompaña a ese músico solitario que golpea las teclas del piano en la noche.

Leer el artículo de Alfonso Ávarez-Dardet para www.publico.es