Seleccionar página

Después de diez años hablando solo, es la hora de explicar los porqués. Para ello, Agustín Jiménez, ha creado “Antología”, para que todo el mundo sepa como es realmente y de dónde vienen sus ideas. Se puede llamar recopilación, compendio, resumen… Da igual. Siéntense con Agustín y hagan del monólogo un diálogo. Que el público ponga la carcajada y Agustín lo que viene antes.

Agustín Jiménez es uno de esos cómicos que se ha hecho a sí mismos, lo que hace entender perfectamente las razones de su corta estatura. Como la gente no para de insistir y Agustín no tiene un no para nadie, ha llegado el momento de celebrar con “Antología” los diez años que lleva hablando sólo, con una selección de sus monólogos hecha por el público y que ahora podrá ser degustada en el Teatro de las Esquinas.

“Antología” es un paseo por piezas conocidas y otras no tanto o nada de Agustín Jiménez, con esa manera peculiar de contar las cosas que tanto le caracterizan.

Con motivo de sus dos únicas funciones en el Teatro de las Esquinas de Zaragoza este fin de semana (viernes 27 y sábado 28), Agustín Jiménez ha sido tan amable de contestarnos a unas preguntas sobre su obra y su trayectoria profesional:

Háblanos sobre ti, ¿cómo te definirías?

No puedo definirme solo como actor, ya que tambien soy dibujante, hago ilustraciones, diseño figurines para obras de teatro, adapto guiones… vamos, que soy un hombre del renacimiento, o como dice un amigo mio, soy “Da Vinci Jiménez”.

Aunque si tuviera que definirme en una palabra, diría que soy un artista, que es lo que siempre me decian en mi barrio: ¡artistaaa!. Ese concepto me define a la perfección. Mi forma de actuar y de pensar es la de un artista.

¿Quién es Agustín Jiménez?

Soy licenciado en arte dramático por la Real Escuela Superior de Arte Dramático (RESAD), pero desafortunadamente estos estudios no me sirvieron de mucho en las entrevistas de trabajo.

Antes era meritorio para trabajar en una compañía de teatro, pero ahora desafortunadamente ya no.

¿Cuando decidiste dedicarte profesionalmente a ser artista?

Siempre me he dedicado al mundo del espectáculo, sobre todo tengo pasión por el teatro. De pequeño, faltaba al instituto por estar en uno, dos o incluso tres grupos de teatro a la vez. Me divertia, me interesaba y se me daba bien y el hacer de eso mi trabajo es para mi una realización personal.

De niño soñaba con estar en el escenario como protagonista de una obra de teatro y lo he conseguido varias veces. Era mi inquietud, mi pasión y he logrado hacerla realidad.

La gente conoce principalmente mi faceta como monologista, algo que comencé compaginando con mi trabajo como payaso en bodas y comuniones.

Hacer de payaso me encantaba, me gustaba tambien el ilusionismo y hacer reir y disfrutar a pequeños y mayores.

Luego hice de cuentacuentos, para adultos y niños. Fué entonces cuando se pusiron de moda los monólogos, que para mí eran lo mismo que estaba haciendo, contar historias, por lo que hacer monólogos para mí, fué un paso natural.

En ese momento dí el salto a la televisión, compaginandola siempre con el teatro.

Estoy muy orgulloso de mi trabajo en “La Cena de los Idiotas”, que representé durante tres temporadas en Madrid, junto a Josema Yuste y que gustó tanto a la critica como al público.

Debido a la creación del personaje que hice, los espectadores no se daban cuenta que Agustín Jiménez era el idiota. Ese es para mí, el trabajo del un actor.

También participé en las obras teatrales “El Apagón” y “Una Boda Feliz”, que se alejan de mi faceta de monologista, pero que siguen enlazando con la comedia.

¿Que tenías en mente cuando escribiste “Antología”?

Que nunca fuera igual, que fuera un espectáculo vivo, que cambiara cada dia, con cada público.

“Antología” a veces dura mas o menos, depende lo que el público y yo consideremos mejor. Tengo muchas horas de espectáculo, con una estructura de ritmo, pero cada dia surge algo distinto.

Traslado el espectáculo de monólogos del bar al teatro, sobre todo la parte variable y que tiene que ver con la frescura y la improvisación.

¿El proyecto “Antología” llevaba en incubación mucho tiempo?

Es una evolución de otros espectáculos anteriores, llevaba varios años con montajes de monólogos y quería hacer una Antologia.

Lleváis 2 años con “Antología” ¿cómo está siendo la experiencia hasta ahora?

Siempre es buena. Aún así, soy muy autocritico y pienso “debería dejarlo y hacer material nuevo”, pero mucha gente todavía no me ha visto en directo, y es una experiencia muy diferente a la de un programa de televisión.

¿Qué te planteas para el futuro?

Continuar con la gira de “Antología” y con “Una boda feliz”. Como productor y director de espectáculos, estreno la obra familar musical “Las aventuras de Rocinante” junto a Esperanza Lemos. Además tengo varios proyectos de adaptaciones de guiones para televisión y para el teatro encargandome de la dramaturgia.