Seleccionar página

Este fin de semana, la compañía Meridional Producciones recalará en el Teatro de las Esquinas de Zaragoza poniendo en escena uno de sus montajes teatrales más celebrados: “Miguel Hernández” basado e inspirado en la vida y obra del genial poeta.

Conoce más sobre la obra y la compañía a través de la entrevista concedida para el Blog del Teatro de las Esquinas.

Al director:

Álvaro, ¿qué has querido transmitir con “Miguel Hernández”?

Queríamos mostrar como en la palabra poética subyace una manera política de ver el mundo. O no. Al menos a Miguel Hernández le sucedía. O le sucedió hasta el momento en que pudo vivir. En cualquier caso, la fuente vital de la que nace la palabra poética es algo fascinante, que tiene mucho que ver con quiénes somos como individuos y con la sociedad que nos alberga.

¿Cómo surge la idea de hacer una obra explicando los últimos días de la vida de Miguel Hernández?

Nos llaman siempre mucho la atención esos microcosmos de intensidad que descubrimos en la vida o en la historia. Miguel Hernández es un foco de intensidad, por la sinceridad de su palabra y de su militancia, por los tiempos que le tocaron vivir, por su trayectoria vital… de ahí nuestro interés.

¿Qué ha supuesto para ti dirigir esta obra de Julio Salvatierra? ¿tenías claro lo que querías desde un principio? ¿a qué retos te has tenido que enfrentar?

La idea surgió entre todo el equipo, Marina Seresesky, que la codirigió conmigo, Julio Salvatierra, su autor,  y yo, a todos nos gustaba Miguel Hernández, la palabra literaria en escena, la palabra rica y madura, no la ocasional, nos interesaba también, así como la época política. Teníamos claro que no queríamos hacer un recital de sus versos, ni una hagiografía de su figura, si no un intento de aproximación sincera y sin prejuícios, a su persona. Teníamos claro que queríamos emocionar con su vida igual que a nosotros nos emocionaban los versos que surgieron de ella.

A la compañía:

¿Qué tipo de teatro pretendéis llevar a cabo desde Meridional Producciones?

Un teatro vivo que hable de las cuestiones que nos interesan, sin perder de vista al público y la sociedad. Un teatro que se pregunta cosas, pero a la vez sigue queriendo enganchar al público con su magia, su sorpresa, su humor, su emoción.

¿Cómo ha ido evolucionando tanto la obra como los personajes desde su estreno?

Esta obra se estrenó en 2001, estuvimos seis años de gira con ella. Luego se paró, y se volvió a montar para el Centenario del nacimiento del poeta en 2010 y aún seguimos con ella desde entonces. Nos gusta tanto y disfrutamos tanto haciéndola que esto se pasa al público. Los personajes creo que han ido adquiriendo también la madurez como personajes que nosotros (supongo) que vamos adquiriendo como personas.

miguel2

¿Qué sensación creéis que deja vuestra obra entre el público asistente?

Esta obra nos ha dado muchísimas alegrías, desde la buenísima acogida que tuvo entre expertos “hernandianos” en su estreno, a su selección por el Comité del Centenario del poeta, para formar parte de los actos “exportables” a otros países o los premios recibidos (I Premio de Artes Escénicas de Lleida, Premio del público en el Festival de Outono de Carballo). Pero lo que más nos satisface es que el público sale de la obra emocionado y con la sensación de haber visto una parte de una historia que nos toca muy de cerca.

A los actores:

Para los actores es un trabajo importante tanto físico cómo dramático ¿qué herramientas/recursos/métodos habéis utilizado a la hora de construir los personajes?

Ha habido bastante documentación, porque todos son personajes históricos, aunque uno de ellos no tienen nombre. Sin embargo, la herramienta principal acaba siendo el trabajo del escenario con los compañeros. Porque no creíamos, ni tampoco el equipo directivo, que tuviera interés un teatro arqueológico, si no un teatro donde las emociones fueran reales y eso se construye en el escenario.

¿Qué os han aportado los personajes de “Miguel Hernández”?

Pues como todos los personajes, siempre aportan elementos a la hora de descubrir tu propia panoplia de emociones y expresiones, pero en este caso además nos han aportado información muy interesante y una visión quizás más distanciada de aquellas pasiones políticas que lanzaron a nuestro país a una guerra civil.

¿Qué ha sido lo más complejo del trabajo en esta obra?

Intentar mantener el pulso de humanidad en los personajes, sin dejar que se vayan hacia el estereotipo.

¿Y lo más sencillo?

La emoción, porque está en el texto y en la historia, solo hay que dejarla salir.

Sinopsis:

A Miguel Hernández le visitan sus fantasmas. Josefina, su esposa; Ramón Sijé, su amigo de la infancia; Pablo Neruda, amigo y poeta admirado; y una misteriosa mujer que tal vez conoció en Madrid… Todos ellos se han acercado hasta la prisión de Alicante donde Miguel pasa los últimos días de su vida…

Esta visita nos arrastrará directamente al pasado, a los años de juventud del poeta con cara de papa, a los años de la República, a los años de la guerra, en un viaje apasionado por los versos de la vida, del amor y de la muerte. Porque Miguel tiene que decidir, dentro de las prisiones y de las presiones, y escoger la opción más adecuada de un antiguo dilema entre la conciencia y la vida.

Una decisión que marca el espectáculo como marcara su vida y obra, siempre en la lucha entre raíces y alas, entre su origen campesino y sus aspiraciones artísticas; entre el amor de Josefina y el de las mujeres ilustradas que le presentó Madrid; entre acudir a abrazar a su familia o aprovechar una sorprendente liberación carcelaria para emigrar a la libertad; entre el matrimonio y la conciencia política… Miguel Hernández, poeta del compromiso, entre dos generaciones literarias, entre dos Españas y siempre instalado en una máxima humanidad.

miguel

Ficha artística:
Texto: Julio Salvatierra
Dirección: Marina Seresesky & Álvaro Lavín
Reparto:  Álvaro Lavín, Esteban Pico, Oscar Sánchez Zafra, Paloma Vidal, Susana Hernáiz y Marina Seresesky

Fecha: viernes 27 de enero
Hora: 20:30 h.